Reconocer nuestro poder creador es un gran paso, sin embargo cuesta trabajo ponerlo en práctica ya que aprendemos desde nuestra infancia a responsabilizar a otros por nuestras situaciones.

Cuando entendemos que como seres humanos podemos cambiar nuestra vida a través del manejo de las emociones, nos enfocamos en crear afuera, queremos armonía en nuestras relaciones, más dinero, más oportunidades… Y creo que es parte del proceso.

Sin embargo, podemos reenfocar nuestro poder creador; para mí el paso siguiente es transformar el poder creador para crear nuestra Paz Interior.

Al fin y al cabo lo que buscamos detrás de nuestros propósitos es siempre situaciones de Paz, pero creemos que la hallaremos por fuera de nosotros.

Cuando entendemos que tenemos la capacidad de crear pero lo enfocamos hacia adentro, encontramos nuestra Paz Interior y esto se proyecta afuera, alcanzando a la vez nuestros más grandes propósitos.