Generalmente, la enfermedad es considerada como una desgracia, algo que llega a nuestra vida por mala suerte, por culpa de otros o de la herencia familiar. Luchamos para recuperarla tomando medicinas, haciendo tratamientos de todo tipo, cambiando nuestra alimentación, etc. Todo para tratar los síntomas.

Sin embargo, cada vez es más aceptada la idea de que nuestra mente influencia nuestro cuerpo, es decir que lo que ocurre en nuestro cuerpo puede estar relacionado con la manera como pensamos y como nos sentimos.

Un sintoma o enfermedad es la respuesta adaptativa de nuestro cuerpo a uno o varios conflictos vividos después de un acontecimiento (estrés). Pero no es el acontecimiento en sí el responsable de la enfermedad, si no la manera cómo lo vivimos, nuestra respuesta psíquica al evento, qué emociones y sensaciones tuvimos, qué necesidad hubo y no fue satisfecha, o qué emoción quedó bloqueada.

Como decía Carl Jung “La enfermedad es el esfuerzo que la naturaleza realiza para curar el cuerpo”.

El sintoma siempre es una respuesta del cuerpo buscando una solución al conflicto vivido.

A continuación encontrarás un par de sugerencias sobre cómo podemos ayudarle al cuerpo a sanar.

– Actitud de Aceptación

Por lo general al vivir una situación difícil adoptamos una posición de no aceptación, nos resistimos a la realidad, nos quejamos y vemos la responsabilidad por fuera de nosotros. Esto hace que el conflicto en nuestro interior permanezca sin resolverse y a largo plazo podría aparecer el síntoma de una enfermedad.

Pero si aprendemos a tener una Actitud de Aceptación frente a los acontecimientos que nos ocurren, en nuestra mente se resuelve el conflicto porque entiende que éste no compromete nuestra supervivencia y el cuerpo comenzará el proceso de sanación. Sin embargo, hay situaciones en las que sí es necesario tener un acompañamiento para encontrar la raíz emocional de una enfermedad o para ayudarle a la mente a resolver una situación muy conflictiva que tiene a la persona en constante estrés.

– Expresar las emociones

Después de vivir un conflicto, sientes frustración, enojo y/o otra cantidad enorme de sentimientos que no sabes como expresar, y comienza un ciclo de pensamientos y sentimientos relacionados con lo que viviste, tu mente y cuerpo están bajo estrés.

Sin embargo, es sumamente importante sacar la emoción del cuerpo, por ejemplo podrías escribir o hablar con alguien de confianza sobre tu sentir. Es necesario aclarar que no se trata de lo que piensas, sino de lo que sientes; no se trata de lo que otros te hicieron, sino de como te sientes frente a lo que sucedió; no se trata de tu opinión, sino de tu emoción. Se trata de expresar aquello que quedó bloqueado o que no fue satisfecho. Puedes hablarte al espejo sino quieres hablar con otra persona, puedes escribirte una carta.

Otra técnica muy interesante – recomendada por el Dr. David Hawkins en su libro Curación y Recuperación – es dejarte sentir la emoción hasta que ésta se agote, por ejemplo: si tienes miedo dedícate a sentir todo el miedo que es posible sentir por un momento, date el permiso de hacerlo, verás que pronto disminuirá. Las emociones permanecen porque nos resistimos a sentirlas, las evadimos.

También podrías realizar actividades que te permitan liberarte de las emociones reprimidas, como correr, nadar, bailar, practicar kick boxing o golpear almohadas. Algo que te permita liberar la emoción reprimida. Lógicamente, a través de la actividad hay que intencionalmente liberar la emoción, es decir, no se trata de correr por correr, sino que en ese correr vas a hacerlo con tal ímpetu que sabes que estás soltando aquello que tenías guardado, lo sientes como una descarga.

Recuerda, lo importante no es el acontecimiento sino la forma como tú lo vives. La enfermedad llega para enseñarte algo, por lo tanto escúchala, escucha tu cuerpo, escucha tus emociones; te permitirá conocerte mejor y aprender a aceptarte tal cual eres.

Si actualmente estás viviendo una situación que te está afectando física o emocionalmente, puedo ayudarte a encontrar el origen del conflicto y sanarlo a través de Terapia en BioReprogramación y Espiritual (Vía Skype o en Cali), así que si estás interesad@ te invito a que conozcas un poco más acerca de mi propuesta haciendo Click Aquí.

Con amor,

Carolina Rentería

Bióloga – Coach Espiritual
Terapeuta en BioReprogramación y PNL

Facebook: https://www.facebook.com/CaroRenteria
Twitter: https://twitter.com/carorenteria

Compárte el Artículo en Facebook y Twitter: